31 de enero de 2013

Beach Fossils

El segundo álbum de Beach Fossils es, sin lugar a dudas, una delicia indie pop. Así de categóricos empezamos esta reseña, y no es para menos. Tras debutar con un disco de título homónimo en el 2010 de la mano de Captured Tracks, esta banda de Brooklyn se ha convertido en uno de los estandartes del resurgimiento del espíritu independiente que este sello norteamericano ha liderado a lo largo de estos últimos años. Todo y tener como alma mater a Dustin Payseur, Beach Fossils ha sido el caldo de cultivo facilitador para que hayan podido surgir proyectos en paralelo, como son Heavenly Beat y DIIV, protagonizados por algunos de los integrantes del grupo; John Peña y Zachary Cole Smith respectivamente.

Con “Clash The Truth”, Beach Fossils vuelven a deleitarnos con catorce gemas. Joyas trabajadas a base de melodías adictivas (“Crashed Out”, “Taking Off”, “Sleep Apnea”), guitarras incisivas (“Caustic Cross”), energías ilusionantes, incidencias dream (“Ascension”) y noise pop (“Birthday”, “Generational Synthetic”), rapidez rítmica (“Burn You Down”), inspiración ochentera (“Clash The Truth”) y optimismo, mucho optimismo pop. Que falta hace. Todo ello hace del disco un ejercicio de pop que brilla con luz propia, consiguiendo superar a su álbum de debut, cumpliendo así los augurios que el single de adelanto, “Careless”, ya presentaba. Un discazo, vamos.

Además, y como nota final a este texto, anécdotas no faltan en la elaboración del álbum ya que además de disfrutar de la colaboración de Kazu Makino (cantante de Blonde Redhead) en el tema “In Vertigo”, en la producción del álbum también ha participado Ben Greenberg, miembro de la banda noise The Men._Publicado por Alfonso.
 

 ¡Descárgate "Careless" 
del nuevo LP de Beach Fossils


25 de enero de 2013

The Psyched

De la mano de Slovenly Recordings y Black Galdiator nos llegan los nueve cortes de rudo y crudo rock n roll que suponen el debut de The Psyched. Compuesto por Anthony Macbain (miembro también de los salvajes Tunnel of Love) como guitarra y solista, Jess Ludwicki al bajo y Paul Weil a la batería (integrante a su vez de los garajeros The Apes), The Psyched distorsionan el rock hasta puntos cercanos al grunge.

Inmediatas como puños, las canciones de este grupo de Brooklyn te trasladan hacia un primitivismo musical directo y contundente que bien define cortes como “Rubber Gloves”, “Oh Yeah” o “Cut the chord” y que el grafismo de su atractiva portada bien acompaña. En apenas veinte minutos, la distorsión concentrada contrasta con el silencio que sigue tras finalizar el último corte del álbum. Ruido con el matizan también la clásica referencia rythm and blues de Sam Cook en la versión que de “Bring it (on home to me)” contempla su debut.

Con una producción escasa con la que hacer contrastar la crudeza de su sonido, The Psyched nos ubican con facilidad en una pequeña sala de conciertos en la que vibran los amplificadores, las baquetas se rompen, las guitarras arden y Macbain hace sufrir su garganta para disfrute del personal. Let’s rock!_Publicado por Alfonso. 
 
¡Escucha The Psyched
y su potente nuevo LP
en Slovenly Records

23 de enero de 2013

Veronica Falls

El pop británico está de enhorabuena (y nosotros también) con las nuevas canciones que Veronica Falls nos ofrece en su segundo disco, “Waiting for something happen”. Tras editar tímidamente en el 2010 un par de 7” en Captured Tracks, su disco de debut en Bella Union / Slumberland Records en el 2011 hizo de este cuarteto londinense una de las bandas a seguir, en cuanto al pop de nuevo cuño que la Gran Albión nos ofrece actualmente se refiere. Integrado por Roxanne Clifford y James Hoare, como vocalistas y guitarristas a la par, el batería Patrick Doyle y con Marion Herbain al bajo, Veronica Falls consigue aunar en sus canciones efervescencias propias del garaje y del tweepop con armonías extraídas del indie de los noventa, teniendo a The Pastels o Bettie Serveert como punto de partida.

“Waiting for something happen” consta de trece cortes consistentes, potentes construcciones con las que reafirmar sus acertadas melodías. Unas canciones que tienden a alejarse de la oscuridad que envolvía sus primeros temas para focalizarse hacia una luminosidad más pop. Guitarras que ganan intensidad envolviendo juegos de voces, rítmica de contundencia casi palpable, espíritu lo-fi y guiños sixties tras las melodías dan lugar a intensos ejemplos de pop de guitarras pluscuamperfecto como “Falling Out”, “Broken Toy”, “Last Conversation”, ”If you still want me”, “Tell Me” o el single de adelanto “Teenage” pueden confirmar. Éste último cercano a un sonido muy Fanclub, sea casualidad o no. Referencia que no será la única a la que el oyente podrá recurrir.

Aún así, podemos afirmar que, lejos de repetir sus propios esquemas, Veronica Falls superan con nota el reto de mantener el nivel de su alabado debut, conservando con estilo su atractivo entre las nuevas referencias con las que la escena musical nos congratula._Publicado por Alfonso.



¡Precioso tema "Teenage" 
del nuevo LP de Veronica Falls


9 de enero de 2013

Subsonics

Escribir de cualquier disco de Subsonics es remitirse a un abanico de sabores al degustar un cóctel con color a rock'n'roll, sabor a garaje sesentero y decoración punk. Y todo encaja a la perfección, asientes y concluyes afirmando que no pueden sonar de otra manera. Y su reciente “In The Black Spot”, ofrecido por Slovenly Recordings, no tenía por qué ser una excepción.

Con sede en Atlanta, Subsonics lo integran el carismático Clay Reed como cantante y guitarrista, Mrs. Buffi Agüero a la batería y a los coros y la referencia al bajo, Rob Delbueno, que nos remite a Man… or Astroman?. Su sonido lo avalan siete discos de estudio y  un buen puñado de 7”. Una discografía construida a base de rock descarnado, garaje trash y cavernoso pop lo-fi que enfoca hacia un primitivo Bob Dylan, una crudeza a lo Velvet Undreground y hacia una reivindicación sonora a lo Phil Spector.  Detalles de los cuales “In the black spot” no se escapa.
El nuevo disco, despliega quince buenas canciones en apenas treinta minutos incluyendo directas e intensas píldoras sonoras como “Bus 16”, “The Re-Telling of It” o Teach me how top lay God”, salvaje lo-fi con “Haywire” y Peanuts”, pop atemporal (“Dubious Charms”, “Too Damaged”, “Headlights”, “High Priest of Nothing”), pequeñas  pinceladas de psicodelia (“Albert Lee”) y un sencillo y delicado cierre de disco (“Chosen Few”) en las cuales todo se cuestiona a ritmo sixtie.

En definitiva, escuchar “In The Black Spot”, o cualquier disco de Subsonics, te remite a películas granulosas en Súper 8 y a producciones de serie Z, a la imaginería beatnik y al glamour de fumar al volante de un descapotable y, sobretodo, a vivir al ritmo de buenas canciones de rock n roll._Publicado por Alfonso.
 
  
¡Escucha "In The Black Spot" 
el nuevo LP de Subsonics