23 de enero de 2013

Veronica Falls

El pop británico está de enhorabuena (y nosotros también) con las nuevas canciones que Veronica Falls nos ofrece en su segundo disco, “Waiting for something happen”. Tras editar tímidamente en el 2010 un par de 7” en Captured Tracks, su disco de debut en Bella Union / Slumberland Records en el 2011 hizo de este cuarteto londinense una de las bandas a seguir, en cuanto al pop de nuevo cuño que la Gran Albión nos ofrece actualmente se refiere. Integrado por Roxanne Clifford y James Hoare, como vocalistas y guitarristas a la par, el batería Patrick Doyle y con Marion Herbain al bajo, Veronica Falls consigue aunar en sus canciones efervescencias propias del garaje y del tweepop con armonías extraídas del indie de los noventa, teniendo a The Pastels o Bettie Serveert como punto de partida.

“Waiting for something happen” consta de trece cortes consistentes, potentes construcciones con las que reafirmar sus acertadas melodías. Unas canciones que tienden a alejarse de la oscuridad que envolvía sus primeros temas para focalizarse hacia una luminosidad más pop. Guitarras que ganan intensidad envolviendo juegos de voces, rítmica de contundencia casi palpable, espíritu lo-fi y guiños sixties tras las melodías dan lugar a intensos ejemplos de pop de guitarras pluscuamperfecto como “Falling Out”, “Broken Toy”, “Last Conversation”, ”If you still want me”, “Tell Me” o el single de adelanto “Teenage” pueden confirmar. Éste último cercano a un sonido muy Fanclub, sea casualidad o no. Referencia que no será la única a la que el oyente podrá recurrir.

Aún así, podemos afirmar que, lejos de repetir sus propios esquemas, Veronica Falls superan con nota el reto de mantener el nivel de su alabado debut, conservando con estilo su atractivo entre las nuevas referencias con las que la escena musical nos congratula._Publicado por Alfonso.



¡Precioso tema "Teenage" 
del nuevo LP de Veronica Falls